Dicen que comer frutos secos regularmente es un seguro de vida y es que tienen una gran cantidad de beneficios para la salud. Los frutos secos son uno de los alimentos más completos, energéticos y ricos en nutrientes y minerales y además están muy ricos ¿qué más podemos pedir?

Hoy os vamos a contar una nueva forma de comer frutos secos, en vez de picotear con un puñado de surtido de pistachos, almendras, nueces, etc. Vamos a sustituirlo por una ración de tarta de frutos secos, os va a encantar!

Ingredientes para la masa:

  • 250g de harina.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 150g de mantequilla.
  • 1 cucharada pequeña de esencia de vainilla.
  • 2 yemas de huevo.
  • Frutas secas, por ejemplo higos secos, ciruelas pasas, orejones y pasas para adornar

Ingredientes del relleno:

  • 150g de nueces.
  • 150g de almendras.
  • 150g de dulce de frambuesas.
  • 1/2 taza de azúcar.
  • 1 taza de agua.

Preparación:

Ponemos la harina tamizada en un recipiente y añadimos las dos yemas de huevo, el azúcar, la esencia de vainilla y la mantequilla a temperatura ambiente. Mezclamos todo hasta que tengamos una masa homogénea. No hace falta amasarla mucho.

Para preparar el relleno preparamos en primer lugar un almíbar con el azúcar y el agua, para ello ponemos en una cacerola el agua y disolvemos el azúcar, la ponemos a fuego medio sin dejar de remover para que no se caramelice. Cocinamos unos 15 o 20 minutos hasta que se espese.

Una vez tenemos el almíbar lo retiramos del fuego, le añadimos las almendras y las nueces picadas y mezclamos todo bien.

Prepara un recipiente para la tarta y cubre el fondo con dulce de frambuesa, añade las frutas secas que quieras: higos secos, pasas, orejones… y sobre esta capa vierte 3 cuartas partes de la masa. Después añade el relleno que hemos preparado con el almíbar y cúbrelo con el resto de la masa.

Hornéalo durante unos 40 minutos a media temperatura, déjala enfriar y a disfrutar!