El azafrán es conocido como el “oro rojo” ya que además de aportar aroma y sabor tiene la capacidad de proporcionar un intenso color rojizo.

El azafrán es el condimento ideal para la mayoría de los arroces, proporciona color, sabor y un aroma característico y su sabor combina genial con el ajo, el limón, tomate, tomillo, etc.  Además se puede usar en otras muchas recetas cómo guisos de cuchara, pescados, carnes, postres, pasta, etc.

El azafrán es la especia mas cara del mundo.

paella con azafrán

El azafrán es una especia tratada de “lujosa” por su finura y elegancia y también porque su precio suele ser elevado debido al alto coste de producción que conlleva.  Su cultivo requiere temperaturas extremas, altas y secas en verano y muy frías en invierno.

La plantación de los bulbos y la recolección de las flores de azafrán es una tarea muy costosa que suele realizarse de forma artesanal. La flor del azafrán se recolecta de madrugada y después se separan las hebras o estigmas de la flor, ésta también es una tarea tediosa que debe realizarse a mano.  Cada flor tiene tres estigmas con forma de trompeta alargada y de color rojo intenso, estas hebras son lo que se aprovecha como especia, el resto de la flor se deshecha. 

Para conseguir un kilo de azafrán hace falta recolectar y desbriznar a mano más de 150.000 flores. Por estos motivos debemos aprender a usarlo correctamente y no desperdiciarlo, te contamos cómo.

Puedes comprar azafrán de varios tipos, si compras azafrán molido ya viene listo para usar, solo tendrás que disolverlo en un poco del caldo del guiso que estés preparando antes de echarlo. También puedes disolverlo en unas cucharadas de agua tibia.

Si compras azafrán en hebras antes de usarlo se recomienda tostarlo ligeramente. Puedes usarlo también sin tostar, machacándolo un poco en el mortero, pero no conseguirás sacar todo su potencial. 

Deben usarse cantidades pequeñas ya que su sabor es muy intenso. Se recomienda usar 5 hebras o 30mg de azafrán molido por persona.

¿Cómo tostar azafrán?

Al tostar las hebras de azafrán ligeramente conseguimos potenciar su sabor y aroma y además aportará más color a tus recetas.

Una forma sencilla de tostar el azafrán es utilizar papel de aluminio. Envuelve las hebras en un sobrecito de papel de aluminio y pásalo durante unos 8 o 10 segundos sobre el fuego sin dejar de moverlo para evitar que se queme o se tueste demasiado. Si no utilizas cocina de gas puedes utilizar un mechero.

Otra forma es tostar el azafrán utilizando el microondas, pon las hebras en un recipiente adecuado para microondas e introdúcelas durante 15 segundos.

Comprar azafrán gourmet

También hay quien tuesta el azafrán directamente en una sartén pero es más difícil conseguir que no se queme, tendremos que controlar bien el calor y dejarlo solo unos instantes.

Las hebras de azafrán son muy delicadas, ten mucho cuidado de no quemarlas.

Una vez tostadas ligeramente, las hebras de azafrán serán quebradizas, el siguiente paso será triturarlas en un mortero. Según la receta que estés preparando, una vez pulverizadas, disuélvelas en agua tibia o en unas cucharadas del caldo caliente del guiso al que las vas a añadir.  Finalmente añade el azafrán disuelto a tu receta.

Al tostar y pulverizar las hebras del azafrán conseguimos potenciar sus propiedades.

Consejo: Si sueles cocinar con azafrán ten en cuenta que al usar cucharas u otros utensilios de madera se teñirán de un color anaranjado.

En La Gourmeta te recomendamos probar el Azafrán gourmet de Vegajardín, de elaboración artesana y un aroma y sabor exquisito.