Los embutidos gourmet son una gran fuente de proteínas y vitaminas. Además, es un grupo de alimentos que conocemos bien, ya que forman parte de la cultura ibérica.

Desde el irresistible jamón ibérico pasando por el salchichón, el chorizo o el lomo ibérico de bellota. En el mundo entero nos conocen por estos manjares. Y no es para menos ¡Están deliciosos!

A casi todo el mundo nos encanta el sabor de los embutidos ibéricos. Pero cuando llega el momento, tenemos dudas sobre cómo conservarlos ¿Cómo se deben conservar los embutidos ibéricos?

Conservar embutido

Dependiendo del formato de embutido que tengamos, será mejor utilizar una técnica u otra para preservar al máximo el sabor y las propiedades del alimento. Un auténtico gourmet debe saber cómo mantener siempre la máxima calidad en sus productos. Y por eso, saber conservar los alimentos es fundamental.

Conservar ibéricos en lonchas

Si has organizado un pequeño evento con amigos en casa, y han sobrado algunas lonchas de lomo, chorizo, o de cualquier otro embutido loncheado, la forma más adecuada para conservar esas lonchas y poder disfrutar de ellas más tarde, es agruparlas formando una torre, cubrirlas con un film transparente, y guardarlas en la nevera.

De esta forma, se conservarán perfectamente, para que puedas aprovecharlas más tarde. Simplemente acuérdate de sacarlas de la nevera unas horas antes para que se atemperen y poder disfrutar de todo su sabor.

Conservar piezas enteras de embutido

Las piezas de embutido siempre deben almacenarse en un lugar seco, como una despensa, y que sea lo más oscuro posible. No debe haber luz solar directa, pero el lugar debe estar bien ventilado.

Si tenemos el embutido ibérico colgado, una vez cortada la parte que necesitamos, el resto de la pieza debe seguir colgada, con la parte empezada hacia abajo.

Esa zona empezada puede taparse con un plástico, ajustado con una goma para que no se seque.

Sin embargo, si en tu casa hace mucho calor, puede que conservar las piezas de embutido a temperatura ambiente no sea buena idea. En este caso, sería mejor guardar estos embutidos en la nevera.

Paletas y jamones ibéricos

El jamón ibérico es una de las joyas de nuestra gastronomía, y sería un delito dejar que se estropee. Además, es muy raro que te comas un jamón en un día, así que necesitas saber conservarlo en óptimas condiciones.

Para la conservación del jamón, lo mejor es cubrir el corte que le hemos hecho con un trozo de grasa, y la corteza del jamón que hemos retirado al comenzar a lonchearlo. Así evitaremos que el jamón se oxide, y para mejorar aún más su conservación, puedes cubrir el jamón con un paño de algodón.

Los embutidos, especialmente los embutidos ibéricos, son una pieza clave en nuestra gastronomía y en las reuniones con amigos y familiares. Por eso, es importante siempre consumir el embutido en las mejores condiciones posibles. Y estas técnicas te ayudarán a conseguirlo.

Además, si quieres regalarle a tu paladar una experiencia increíble con los mejores embutidos ibéricos de España, echa un vistazo a nuestra sección de embutidos de la tienda.