La palabra gourmet tiene origen francés (Gourmand) que puede traducirse al castellano como “gastrónomo” es decir, persona que entiende de gastronomía y que es aficionado a las comidas exquisitas, aprecia el sabor y los matices de los alimentos, los conoce y los disfruta. Las antiguas enciclopedias definen Gourmand como Amor refinado y sin control por la comida.

Asociando el término a personas podemos decir que “gourmets” son aquellas personas a las que les gustan los platos bien elaborados y refinados.

¿Crees que puedes definirte como una persona gourmet?

En el libro Almanach des Groumands (Almanaque de gourmands) de Grimond de la Reynière,  un gastrónomo francés del siglo XVIII, se citan las siguientes características que definen a un auténtico gourmet:

  • A todo buen gourmet le debe gustar la comida.
  • Debe disfrutar con la acción de masticar. Debe comer y masticar despacio, apreciando cada matiz de los sabores y texturas.
  • Debe conocer la gastronomía de su zona. Conocer los platos y las costumbres gastronómicas de su país, provincia, localidad, conocer los mejores restaurantes, los chefs más famosos, etc.
  • Debe conocer e interesarse por la gastronomía extranjera. Todo buen gourmet tiene nociones básicas de la gastronomía de otros países, le gusta aprender sobre este tema y muestra un especial interés en conocer las comidas típicas, artes culinarias, curiosidades, etc.
  • El gourmet se atreve con nuevos sabores. Le encanta probar nuevos platos, nuevos sabores, texturas y sensaciones.
  • El gourmet tiene un criterio amplio y es tolerante. Deben aceptar la diversidad, no tener en cuenta solo su propio gusto y ser objetivo.
  • El gourmet es una persona de carácter social y cultural. Le encanta difundir lo que conoce sobre la comida, contar curiosidades, recomendar productos, restaurantes…

Seguro que al leerlas consideras que tienes algunas de estas características, a todos nos gusta lo bueno y cualquiera puede considerarse un buen gourmet solo es cuestión de disfrutar con la comida, entrenar nuestro paladar, tener un mínimo de curiosidad, apreciar el proceso de elaboración, etc. 

¿Te consideras un auténtico gourmet?