Las aceitunas son uno de los alimentos españoles más populares, ideales para añadir a cualquier aperitivo o ensalada.

Sin embargo, a pesar de ser un alimento tan extendido y utilizado en tantas recetas, las aceitunas esconden muchas curiosidades que desconocías. En este artículo desvelaremos 7 datos interesantes sobre las aceitunas.

1 Las aceitunas son frutas

¿Qué son las aceitunas? ¿Fruta? ¿Verdura? Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta.

Lo cierto es que para que un alimento se considere verdura, su tallo o sus hojas deberían ser comestibles. Pero este no es el caso de las aceitunas.

Por otro lado, la fruta es la parte comestible de una plantación o un árbol que envuelve a la semilla. Esta definición de fruta encaja perfectamente con lo que es una aceituna. Por eso, las aceitunas se categorizan como frutas y no como verduras.

2 Los olivos son milenarios

Aunque su crecimiento es lento, un olivo puede llegar a vivir miles de años. A día de hoy, existen más de 800 millones de olivos plantados alrededor de todo el mundo.

El olivo más longevo del mundo se encuentra en la isla de Creta y tiene en torno a 4.000 años de antigüedad ¡Y aún sigue dando frutos!

3 El color de las aceitunas depende de su maduración   

Aunque existen diferentes variedades de olivos, el olivo siempre da aceitunas verdes. Entonces ¿Por qué hay aceitunas negras o violetas?

El color de las aceitunas está muy relacionado con su maduración. Dependiendo del momento en que se recojan las aceitunas, tendrán un color u otro.

Serán verdes cuando se recogen en el momento óptimo de su maduración. Pero cuando la aceituna ya ha madurado de forma completa en el árbol, es cuando adquiere esas tonalidades más oscuras.

4 Las aceitunas se tienen que tratar

Esto es una mala noticia, pero debes resistir la tentación y evitar comer aceitunas directamente del árbol. Las aceitunas crudas no son comestibles y se deben de tratar antes de poder consumirlas.

El compuesto que hace que las aceitunas no sean comestibles es la oleuropeína. Esta sustancia le concede a la aceituna un sabor muy amargo que se hace desagradable a nuestro paladar. Por eso, las aceitunas deben pasar un proceso de endulzado o desamargado antes de poder disfrutarlas.

5 España es el mayor productor de aceitunas del mundo

Si te preguntabas por qué las aceitunas españolas estaban tan ricas, la respuesta es que España tiene un clima estupendo para producir aceitunas. Además, España tiene una larga tradición en la fabricación y comercialización de este fruto tan delicioso.

Durante la época del Imperio Romano, el consumo de aceite de oliva se extendió rápidamente y la región española que ahora conocemos como Andalucía, era la principal zona productora de todo el Imperio. Una vez cayó el Imperio Romano, la producción y comercialización de aceite y de aceitunas perduró a través de los siglos hasta nuestros días.

6 En las aceitunas puedes encontrar 4 de los sabores básicos

Las aceitunas tienen un espectro de sabores muy completo. En ellas se pueden distinguir sabores dulces, salados, ácidos y amargos.

Por esta razón, las aceitunas son tan versátiles y pueden utilizarse en una gran variedad de recetas ya que se complementan a la perfección con otros alimentos.

7 El jugo de las aceitunas es excelente para la piel

El aceite de oliva es un producto muy utilizado en la industria cosmética por sus propiedades revitalizantes y nutritivas para la piel.

En la antigua Roma, las mujeres ya se aplicaban aceite de oliva en la piel y el pelo después de bañarse. Así conseguían proteger su piel y su cabello del sol y del desgaste diario, y al mismo tiempo, obtenían una fragancia muy placentera.

Ahora ya conoces mejor este fruto espectacular que juega un papel fundamental en nuestra Dieta Mediterránea. Y gracias a esta cultura gastronómica, podemos disfrutar de diferentes variedades de aceitunas. Todas ellas deliciosas.

Y si te gusta experimentar en la cocina, puedes probar también nuestros patés de aceitunas en todas las variedades: