Las técnicas para cocinar alimentos al vapor tienen miles de años y son la forma más natural, sana y sencilla de cocinar. Al cocinar al vapor conseguimos que los alimentos mantengan todos sus nutrientes intactos, conserven todo su sabor, su color natural y casi no pierdan consistencia.

Los habitantes de la antigua China ya cocinaban al vapor en recipientes hechos con cáñamo o bambú hace unos cinco mil años antes de Cristo. En el siglo XVII  el físico Denis Papin inventó la olla exprés con válvula de seguridad, pero al cocinar en olla exprés los alimentos se sumergen en agua y esto hace que pierdan su consistencia y algo de sabor. Dos siglos después se inventó la vaporera en Francia, cuya técnica consiste en no introducir los alimentos dentro del agua sino en cocinarlos separados del agua colocándolos por encima sobre una rejilla para que sea el vapor del agua el que los vaya cocinando poco a poco, al cocinar de ésta forma no se pierde la consistencia y se mantiene tanto el sabor como los nutrientes.

Hay mucha gente que piensa que al cocinar al vapor la comida va a estar insípida o va a saber peor que si se fríe, cuece o se hornea cuándo lo que ocurre es lo contrario ya que al cocinar al vapor se alcanza una temperatura menor a 110º que es a partir de la cual se comienzan a degradar las propiedades de los alimentos. Al freír, hornear o cocer se supera fácilmente esa temperatura.

Estas son algunas otras ventajas de la cocina al vapor:

  • Los alimentos cocinados al vapor se digieren mejor.
  • Los alimentos mantienen las vitaminas C y E que son antioxidantes y mejoran el aspecto de nuestra piel eliminando las sustancias que generan el envejecimiento.
  • Podrás suprimir el aceite para cocinar y esto hará que puedas regular tu nivel de colesterol. Es recomendable que una vez cocinado pongas un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra a los alimentos.
  • Además el no utilizar aceite para cocinar te supondrá un importante ahorro económico.
  • Te ayudará a regular tu peso ya que al no añadir grasas adicionales para cocinar ingerirás menos calorías.
  • Puedes cocer varios alimentos a la vez si los colocas en rejillas de varios niveles sin que se mezclen sabores ni olores.
  • Puedes congelar los alimentos cocinados al vapor sin que pierdan propiedades.
  • Utilizarás menos utensilios de cocina lo que te permitirá tener tu cocina más ordenada y limpiar en menos tiempo.

vegetales al vaporUn buen aliño para los alimentos cocinados al vapor suele ser rociar con un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra o añadir unas gotas de zumo de limón. Si combinas el Aceite de Oliva con un poco de ajo picado potenciaras sus beneficios cardiovasculares y si utilizas zumo de limón aumentarás la vitamina C y conseguirás que se mantenga mejor el color de los alimentos.

Si tienes la idea preconcebida de que la comida no va a saber a nada al cocinarla al vapor te proponemos que pruebes con algún pescado, verás que al cocinarlo al vapor estará más tierno y que mantendrá mejor su textura además de conservar todo el sabor. Con el brocoli también puedes notar la diferencia, al cocinarlo al vapor verás que aunque esté cocinado mantiene su forma, no pierde color y no se deshace tan fácilmente, al cocerlo suele acabar desmigado.

¿Te gusta cocinar al vapor o prefieres otro tipo de técnicas?