El legado del Al-Ándalus sobre España nos dejó una gran influencia en el lenguaje, la arquitectura, la ciencia, las tradiciones, la gastronomía… Y uno de los dulces gastronómicos más importantes que se ha mantenido a lo largo de los años es el pan de higo.

El aumento de la utilización de la caña de azúcar de esa época junto a la gran cantidad de alimentos que pueden producirse en terreno español, dio lugar a una repostería andalusí muy variada, donde el pan de higo es uno de los postres más destacados que perduran hasta nuestros días.

Pan de higo: Tradicional y exquisito

El pan de higo se elabora a partir de una base de higos, que se compactan y acompañan de otros ingredientes como frutos secos. Por eso, hay muchas formas de elaborar pan de higo, pero todas tienen en común el ingrediente principal, que es el higo.

A pesar de denominarse “pan de higo”, no se trata de un pan tradicional. No se utiliza harina de ningún tipo en su elaboración. Solamente higos secos acompañados de frutos secos y condimentos y especias varias.

Es un dulce con mucha tradición, especialmente en la zona de Andalucía, donde se empezó a elaborar para cumplir 2 objetivos:

  1. Conseguir conservar los higos durante más tiempo.

  2. Obtener un alimento energético que sirviera de combustible para las duras labores del campo.

Con la elaboración del pan de higo se conseguían ambos objetivos. Y además, se le regalaba al paladar una sensación inigualable.

A día de hoy, el pan de higo representa una pieza importante en la gastronomía española e incluso en la alta cocina ¡Estamos ante un auténtico producto gourmet!

Las recetas más tradicionales del pan de higo, como las que encontrarás en nuestra tienda, se elaboran sin colorantes, ni conservantes. Solo higos de gran calidad y almendras o nueces con un toque de canela y semillas de anís.

Como los ingredientes del pan de higo son tan naturales y no contienen harinas, es una buena opción para celíacos y para deportistas, por su gran aporte energético.

También puede utilizarse como snack saludable, en desayunos, o para servir como postre. Puede incluso emplearse como ingrediente en otras recetas como guisos y ensaladas, para darle un toque distinto y original a tus creaciones.

El pan de higo por tanto, no solo es una delicia para los sentidos, sino que además es un alimento gourmet de lo más completo, muy versátil y elaborado con ingredientes naturales ¿A qué esperas para probarlo?