No hay duda de que nuestro moderno estilo de alimentación trae consigo una cantidad, muchas veces excesiva de azúcar. Hay azúcar por todas partes.

Sabemos que reducir el consumo de azúcar en nuestra alimentación es una muy buena idea si queremos mejorar nuestra salud. Pero a veces, resulta casi imposible renunciar a la placentera sensación que nos produce el azúcar. Por eso, si quieres reducir el consumo de azúcar manteniendo el dulzor de los alimentos, los edulcorantes naturales son la mejor elección.

En este artículo te mostramos 3 edulcorantes naturales que puedes usar para seguir disfrutando del sabor dulce de una forma deliciosa y saludable.

1 Miel ecológica

La miel ecológica es un auténtico superalimento. Está cargada de vitaminas, antioxidantes, hierro, zinc, potasio, calcio, vitamina B6… Estos elementos combaten los radicales libres y retrasan la oxidación de las células.

Además, la miel tiene un poder endulzante excelente y una textura muy agradable en el paladar.

Sin lugar a dudas, es el mejor endulzante natural que puedes encontrar. Y si además combinas la miel con el ajo negro, obtienes una bomba nutricional.

2 Sirope de algarroba

 El sirope de algarroba es otra buena forma de endulzar tus recetas gracias a su alto contenido en nutrientes esenciales como vitaminas y minerales.

Además, tiene un porcentaje de fibra mayor, que ayuda a tener mejores digestiones y mejor tránsito intestinal.

Otra de las ventajas que tiene es que ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre en sus niveles óptimos, y te sacias durante más tiempo.

Tiene un color oscuro, casi negro, y su textura es parecida a la de la miel. Pero su sabor es muy sorprendente, con notas de caramelo y regaliz. Este sabor tan singular, lo hace ideal para utilizar en determinadas recetas como pasteles, bizcochos, galletas y todo tipo de repostería, para obtener un sabor diferente y especial.

3 Sirope de Ágave

El sirope de ágave tiene una mayor capacidad endulzante que el azúcar refinado y tiene un sabor mucho más natural. Por lo que se necesita menos cantidad de sirope de ágave que de azúcar para endulzar un plato.

Al igual que el sirope de algarroba, tiene un buen contenido de fibra, que lo hace muy saludable para el organismo y nos aporta propiedades prebióticas que refuerzan el sistema inmunitario y mejoran el tránsito intestinal.

Debido a sus propiedades saludables, el sirope de ágave es muy utilizado en diversos productos como sustituto del azúcar convencional. De hecho, es uno de los ingredientes en nuestras mermeladas ecológicas, que incluyen sirope de ágave en lugar de azúcar de mesa.

Su potente sabor, suave aroma y su facilidad para disolverse en líquidos fríos, lo hacen una estupenda alternativa como endulzante sano en bebidas. Va muy bien para endulzar batidos naturales y preparaciones con yogurt.

Con estos 3 edulcorantes naturales, ahora no tienes excusa para reducir el consumo de azúcar en tu dieta. Puedes hacer tu alimentación mucho más saludable, al mismo tiempo que mantienes el delicioso sabor dulce que tanto nos gusta.