Todo el mundo sabe que el vino es un excelente acompañante para el queso. Pero a la gran cantidad de quesos que existen en el mercado, tenemos que añadirle una cantidad similar de vinos diferentes. Literalmente se pueden hacer cientos de combinaciones de quesos y vinos.

No obstante, no hay una regla uniforme y cualquier combinación será acertada si satisface el paladar de quien la consume. Pero si quieres sacar el máximo partido a los matices del queso y del vino, es recomendable seguir estas sugerencias para escoger el vino ideal para un tipo de queso determinado.

Iguala la intensidad

Para disfrutar de los matices del queso y del vino por igual, la intensidad de ambos ha de estar equilibrada. Este es un principio básico para combinar queso y vino.

Si combinas un queso de poca intensidad con un vino con mucho cuerpo, la intensidad del vino esconderá por completo la poca intensidad del queso.

Por eso, los quesos de poca curación como los quesos frescos o tiernos, combinan muy bien con vinos jóvenes y poco complejos.

Ten en cuenta todos los matices del queso

Por ejemplo, los quesos de pasta blanda tienen un sabor más láctico y suave en su interior que contrasta con el sabor fuerte e intenso de la corteza comestible desarrollada por determinados mohos. Por eso, utilizar un vino con un ligero toque dulzón para aportarle el azúcar suficiente al queso y contrarrestar así el sabor amargo de la corteza es una muy buena idea.

Quesos azules y vinos dulces

Por la misma razón que antes, la intensidad aromática y el potente sabor de los quesos azules combina a la perfección con vinos dulces para que la dulzura del vino equilibre el fuerte sabor del queso y lo haga más cremoso.

Quesos de cabra y vinos ácidos

Los quesos de cabra tipo rulo son excelentes para combinar con vinos afrutados de matices ácidos para que esta acidez contraste con la acidez natural de la leche de cabra.

Quesos curados y vinos tintos

Conforme el queso va madurando, va perdiendo agua y se vuelve más graso. Esa grasa del queso sirve para contrarrestar los altos taninos característicos del vino tinto. Y por eso, los quesos curados y añejos son tan buenos compañeros del vino tinto.

Estas son algunas directrices para escoger el vino más adecuado para nuestro queso y disfrutar de una combinación espléndida de sabores.

En La Gourmeta somos especialistas en quesos españoles, y dentro de nuestro amplio catálogo podrás encontrar el queso perfecto para ti. Luego solo tienes que ir a nuestra sección de vinos y seguir estas directrices para escoger el vino ideal para tu queso.